Cuando nos compramos una casa todo el mundo tiene claro que tiene que contratar un seguro de hogar para proteger tanto la vivienda en sí como las pertenencias que tendremos en ella. Pero lo que no sabe todo el mundo es si el banco nos puede obligar o no a contratar ese seguro con ellos cuando formalizamos nuestra hipoteca.

A raíz de la reciente directiva Europea sobre hipotecas aprobada en el Parlamento Europeo, se prohíben las cláusulas abusivas en los contratos de productos financieros, entre ellas la obligación de vincular un seguro de vida o un seguro de hogar con la entidad bancaria al firmar el contrato hipotecario.

En la sociedad actual, cualquier persona necesita comprar una casa en algún momento de su vida y hay que tener claro que ninguna entidad bancaria puede imponer al cliente la contratación de un seguro al suscribir la hipoteca. Será necesario consentimiento del cliente de forma voluntario y no coaccionado bajo la amenaza de no formalizar el préstamo hipotecario. Debido a las condiciones durísimas que los bancos estaban imponiendo, los clientes se han visto obligados a aceptar en muchos casos.

¿Es obligatorio el seguro de hogar o de vida al firmar una hipoteca?

Al comprar una casa y pedir una hipoteca para poder pagarla debemos saber que no estamos obligados a contratar un seguro de hogar o un seguro de vida y menos aún a hacerlo con el banco. Aunque no es obligatorio, sí que es muy recomendable suscribir un seguro de hogar para proteger nuestra vivienda y el contenido de la misma. Es muy normal que en una vivienda se produzcan desperfectos o accidentes que podremos tener cubiertos con una póliza de seguro de hogar.

Pero no obligatoriamente debemos contratar el seguro con la entidad bancaria con la que suscribamos la hipoteca. El cliente es libre de poder comparar precios, condiciones, garantías u otras variantes que le sean importantes y en este caso elegir cuál de las opciones se adecúa mejor a sus necesidades.

Del mismo modo, el banco puede exigir que se suscriba un seguro para garantizar el capital prestado pero ello no significa que sea la propia la banca la que determine con quien debes contratar dicho seguro. Esto quiere decir que te lo pueden ofrecer pero en ningún caso imponer.

Ha llegado el fin de los seguros vinculados puesto que con la nueva ley hipotecaria quedará expresamente prohibida esta práctica. La nueva ley hipotecaria aprobada por la Unión Europea prohíbe expresamente las ventas vinculadas de seguros y de cualquier producto financiero. Esto hace que ya no exista obligación de aceptar una serie de productos financieros como condición para obtener una hipoteca.

En muchos casos ha ocurrido y sigue ocurriendo que la entidad bancaria ofrece a sus clientes un interés más bajo a medida que van contratando productos vinculados. En estos casos el cliente debe saber que esto no quiere decir que tenga que mantener el seguro con el banco durante toda la vida del préstamo hipotecario sino que es libre de, una vez firmada la hipoteca, buscar otras opciones de seguros más baratos o con mejores coberturas sin temor a que las condiciones de su préstamo puedan cambiar.

¿Quieres que te llamemos?

Déjanos tu nombre, teléfono y horario de contacto y nosotros te llamamos.

[?php if ( function_exists( ‘gtm4wp_the_gtm_tag’ ) ) { gtm4wp_the_gtm_tag(); }?]